fondo

domingo, 10 de junio de 2018

Nuevo proyecto: gamificación

    Todo empezó a comienzos de este curso 17/18. 
Entre la documentación del curso de "Tutor en red" del INTEF se incluyó un vídeo de este MOOC (concretamente el que encabeza el apartado de Ideas clave de este primer nivel) para hablarnos de nuevas tendencias metodológicas sobre las que más adelante tendríamos que investigar.
No centré mis indagaciones en la Gamificación (mi desconocimiento era total) aunque sí se abrió ante mí un nuevo objeto de aprendizaje que luego cobró más fuerza al descubrir que gamificación y neurociencia aplicada a la educación van "de la mano".

    A punto de finalizar el curso "Tutor en red" me inscribí en uno de Scolartic sobre "Introducción a la gamificación". Reconozco que algo de conocimiento adquirí, aunque no el suficiente como para llevar a cabo un proyecto en el aula. Fue entonces cuando me di cuenta de que no sólo necesitaba herramientas que me permitieran materializar algunas de mis ideas (ahora tendré que analizar si se trata de gamificación o de aprendizaje basado en juego) sino que también necesitaba más formación así que permanecí atenta a la convocatoria de este MOOC (¡Ni sé hace cuánto que me inscribí! ¡Hasta puse una alarma que me avisara de su comienzo!)

    Durante este tiempo he comenzado a seguir en Twitter algunas cuentas y docentes gamificadores (aquí mi lista). Algunos (ahora revisaré y casi con toda seguridad ampliaré) los he añadido a mi Feddly. Y por supuesto creé un tablero "secreto" en Pinterest. Ahora ya es público (podéis verlo en la columna de la izquierda de mi blog) y toca leer y releer a conciencia para categorizar cuidadosamente y seleccionar sólo aquello realmente interesante (con tiempo...)

Y aquí estoy, muy cansada (este curso 17/18 ha sido duro) pero dispuesta a seguir aprendiendo para poder llevar mi proyecto al aula el próximo curso 18/19.

martes, 8 de mayo de 2018

Uniendo, empatizando, cooperando

     Va llegando el momento final. Los prototipos están listos. Hemos aplicado la técnicas SCAMPER y hemos llegado a conclusiones. Ahora ha llegado el momento de comunicar, de presentar el prototipo.
En esa presentación en vídeo debemos hablar sobre las características de nuestro prototipo, el problema al que trata de dar solución, lo que aporta al usuario... y todo en aproximadamente dos minutos.

    En mi caso el prototipo era sencillo: unas simples gomas de pelo (que podrían sustituirse por cintas, cuerdas...) que mantuvieran unidas las sillas de dos en dos para así facilitar el trabajo en equipo y disponer de un poco de orden en el aula. Aunque el problema inicial no lo era tanto: fomentar la empatía entre los alumnos para tratar de reducir los problemas de conducta en el aula, fomentar el trabajo cooperativo.
    
    Creo que lo importante no es unir mobiliario, sino unir personas. Tener en cuenta que en el aula y en la escuela hay diversidad no sólo entre el alumnado, sino también entre los docentes que impartimos clase. Lo mismo que sucede en la sociedad.
    Hemos de comenzar a preocuparnos por las personas y dejar de "crear" obstáculos en el mobiliario, el papeleo, la burocracia, los espacios, los tiempos...
Sí, sé que todo esto está presente y hemos de tenerlo en cuenta, ¡Por su puesto que sí!, pero también creo que no debemos ponerlo como excusa para no actuar.

    No soy diferente a nada o nadie que no exista ya. Lo único que puedo aportar es la ilusión por las cosas bien hechas, por la atención que trato de dar a aquellos que me rodean...
Ahora sólo espero que el vídeo que he realizado muestre un poquito de lo que pretendo hacer en el aula: una verdadera comunidad de aprendizaje no sólo académico, sino sobre todo humanitario.


lunes, 7 de mayo de 2018

Técnica SCAMPER y cómo ponerse en el lugar del usuario.

    La técnica SCAMPER supone valorar una idea desde el punto de vista del usuario. Así lo entendí yo con la fantástica imagen que la coordinadora del curso, Blanca Cañamero (@blancanamero)  compartió con todos nosotros.
Así que, como viene siendo habitual en mí últimamente, decidí "cambiar"de rol y me puse en el lugar del alumnado. Procuré pensar como lo harían ellos, busqué pensar como pensarían ellos. O simplemente retrocedí unos cuantos años (unos cuantos bastantes) y pensé en la idea si me la hubieran propuesto para mí.

    Pero, ¿Qué idea? 
¡Cierto!, aún no os he dicho de qué se trata. Bueno... volvamos un poco atrás.
    Nuestro trabajo comienza partiendo de los problemas de conducta y la falta de empatía que estos dejan entrever muchas veces en las aulas. Así que, decidimos trabajar sobre esto.
Tras esto cada uno de los miembros del equipo pensó en el problema de diferente manera y elaboramos los "6 sombreros para pensar". Los pusimos en común, elegimos el que más nos gustó y sobre esa elección realizamos el prototipado.
    La cuestión fue que nos gustaron dos ideas que unidas podíamos prototipar de manera más o menos sencilla. Y así lo hicimos: unir las sillas del aula para trabajar de manera cooperativa. Aquí tenéis el prototipo con un vídeo nada más comenzar que bien serviría para promocionarlo ¡Una obra de nuestra compañera Berta Barroso @plastibarrows

    Y ahora ha llegado la hora de presentar el resultado de mi SCAMPER.